Miguel Manzano

     El estudio de la música tradicional siempre corrió en este país a cargo de espontáneos que nos hemos dedicado a él por puro y simple amor a las cosas. Y un espontáneo, ya se sabe, es siempre un intruso, aunque demuestre mayor oficio y entrega que los profesionales. Folkloristas se nos ha llamado siempre, no sin cierto matiz despectivo y un punto irónico, a quienes hemos ido buscando, transcribiendo, ordenando y publicando, si había suerte o arrojo, todos esos documentos de música tradicional,vivos durante siglos en la memoria de las gentes, que por momentos estamos viendo perecer en el olvido definitivo. (...)

      Por fortuna el campo de la música es muy dilatado, y para todos hay lugar en él. Y también, cómo no, para los que pensamos, siguiendo a Béla Bartók, que un músico puede estar en la brecha de la creatividad más renovadora, y al mismo tiempo unido al pasado, más o menos inmediato, por las raíces, sin las que parece que todo ser viviente, al menos hasta ahora, acaba por secarse sin haber llegado a dar fruto maduro. (Leer artículo completo)

MIGUEL MANZANO


Durante los meses siguientes a mi casamiento (recuerdo: tuvo que ser en secreto, pero pude darle publicidad invitando a mucha gente al siguiente día, a una cena fría en el Hostal Don Sancho, muy bien organizada por mi manager) tuvieron lugar varios hechos para mí trascendentales, que formaron el marco en que se empezó a desarrollar mi vida de músico..
(Ir a la página)

Mi intención y mi proyecto para este primer disco de canciones tradicionales de la tierra de Zamora fue dar una idea lo más completa y variada posible de los géneros y estilos de nuestro folklore musical. Voces de la Tierra había comenzado su actividad cantora un año y medio antes de que el disco Tonadas saliera a la venta, y en ese breve espacio el repertorio del Grupo ya se acercaba a las 30 canciones.
(Ir a la página)

La riqueza y variedad de la tradición oral en el campo de las canciones infantiles y de los soniquetes y recitativos rítmicos que animaban los entretenimientos, ya casi totalmente perdida, aunque todavía logré recogerla casi íntegra en los cancioneros populares que he publicado, es asombrosa.

(Ir a la página)

Hay que distinguir bien entre estas dos tareas, o recursos, o procedimientos en el uso de los instrumentos Lo primero que tiene que conocer un buen arreglista son las características de cada instrumento: el timbre, la tesitura y la zona o altura donde el instrumento adquiere su timbre más bello. Estos conocimientos forman parte de los últimos tramos de las especialidades más altas de la formación musical, y se estudian sobre todo en composición, instrumentación y dirección de orquesta.(...) (Ir a la página)
Podemos afirmar sin ambages que la tradición oral musical está hoy en España en el final de su última etapa de pervivencia. El deterioro progresivo de las músicas que hasta hace unas décadas animaban la vida de la gente y daban fondo sonoro a todos los momentos del día y a todas las épocas del año, ya constatado por los recopiladores de principios de este siglo, se ha convertido hoy en simple agonía y extinción. Aquellos folkloristas daban el toque de alarma ante la invasión de las nuevas modas musicales que llegaban de fuera (= de Francia, ¡siempre de Francia!) y causaban el olvido de las tradiciones seculares. (Ir a la página)
Bajo esta palabra se entiende cualquier actividad relacionada con la cultura tradicional que tiene lugar fuera de su contexto natural y con una diferente intencionalidad: cultural, comercial o ideológica, que de algún modo implica la manipulación de un hecho cultural auténtico. El término y su contenido han entrado a formar parte de la base teórica de los estudios de Etnomusicología en la Universidad, donde se critica fuertemente la recuperación de la música tradicional.(...)
(Ir a la página)

Del mismo modo que no se ha estudiado todavía el fenómeno de las músicas folk, hay que decir que tampoco se ha hecho nunca una valoración objetiva y ponderada del mismo. Todo el mundo ha aceptado el fenómeno como algo positivo, como la recuperación, revitalización, restauración y actualización del viejo repertorio popular, hoy ya a punto de extinción. Y muy pocos lo han mirado y analizado con objetividad, con espíritu crítico, tratando de contraponer a los innegables aspectos positivos que tiene, las limitaciones y carencias graves que muestra.Tampoco lo vamos a hacer aquí, donde sólo nos proponemos trazar en líneas gruesas el panorama de la canción popular tradicional (y sus derivados) en el momento en que ha visto la luz este Cancionero Básico de Castilla y León
.
(Ir a la página)
A vueltas con las músicas- 2013- Miguel Manzano